Europa, Oriente Próximo, Asia-CEI Español

Tener un impacto real en un mundo de progreso.

Hacer la diferencia. Es para lo que vivimos. Es lo que nos estimula. Es lo que nos distingue.

Durante más de seis décadas, Vermeer ha hecho la diferencia al proporcionar equipos agrícolas e industriales de construcción resistente, fabricados para dar buen rendimiento y valor, y que están respaldados por un esmerado servicio al cliente. Pero nuestro impacto no se detiene allí. Va mucho más allá de la alta calidad de nuestras máquinas de color amarillo. Ese es simplemente nuestro punto de partida. Hoy, somos una compañía de equipos industriales y agrícolas que ayuda a hacer una diferencia real en un mundo de progreso.

Los clientes que usan los equipos y servicios de Vermeer se esfuerzan por ser más productivos, rentables y ayudan a lograr cosas buenas en comunidades grandes y pequeñas al mejorar la infraestructura que mantiene a las personas conectadas, trabajar con granjas y ranchos activos que mantienen un suministro de alimentos vibrante, y gestionar los recursos naturales de forma eficiente y responsable.

También ejercemos un impacto positivo en más de 3000 miembros de equipos de Vermeer y nuestras compañías afiliadas, quienes han decidido tener una carrera duradera y exitosa en una de nuestras ubicaciones mundiales, y estas personas están comprometidas a hacer la diferencia en las comunidades en las que viven y trabajan.

Estamos orgullosos del impacto que ejercemos en nuestros empleados, nuestros clientes y nuestro mundo. Somos una compañía comprometida a tener un impacto real en todas nuestras prácticas comerciales.

 

Familia Vermeer

Nuestra historia empieza con la familia Vermeer. En 1948, Gary Vermeer fundó Vermeer en Pella, Iowa. Gary ha dejado un legado duradero, y con el apoyo de su familia ayudó a Vermeer a crecer en la empresa mundial en la que se ha convertido hoy en día. Su filosofía de éxito era sencilla: Descubra una necesidad. Satisfaga esa necesidad con un producto fabricado para durar. ¡Y simplemente fabrique lo mejor!

Hoy en día, el legado de Gary lo asume Mary (Vermeer) Andringa, Directora General, y Robert L. (Bob) Vermeer, Presidente de la Junta Directiva.

En 2005, una tercera generación de la familia Vermeer empezó a incorporarse a la compañía. Jason Andringa se incorporó como Gerente del Sector Medioambiental. Más tarde se convertiría en Presidente de Forraje y Soluciones Medioambientales. Allison Vermeer Van Wyngarden se incorporó en 2007 como Gerente de Distribución de Concesionarios Industriales. Y el año siguiente, Mindi Andringa Vanden Bosch fue nombrada Gerente Corporativo de Mejoras Continuas.

La familia Vermeer está comprometida a desarrollar una empresa vibrante y comunidades prósperas. La familia ha operado la Fundación Caritativa Vermeer durante más de 30 años para mejorar la educación y la calidad de vida en Pella y en todo el mundo.

 

Llega a clientes de todo el mundo

Vermeer llega a clientes de más de 60 países. Estos clientes son servidos por más de 3000 miembros de equipos de Vermeer y nuestras compañías afiliadas en siete instalaciones de fabricación en Pella, Iowa e instalaciones de fabricación satélite en Freeman, Dakota del Sur y Beijing, China. Entre las oficinas auxiliares se incluyen Vermeer Europe, Middle East, Africa y CIS (VEMEA); Vermeer Asia Pacific (VAP); Vermeer China Sales and Support (VCS) y Vermeer Latin America (VLA), así como varias subsidiarias de propiedad total o parcial de Norteamérica y Europa.

 

 Concesionarios Vermeer

El apoyo esmerado ha formado parte del ADN de Vermeer desde su fundación en 1948. Nuestros clientes pueden esperar siempre una asistencia técnica experta y rápida, respuestas honestas a sus necesidades mediante nuestros socios distribuidores que ayudan a ofrecer una experiencia más significativa y uniforme a nivel local. Nuestra robusta red de distribuidores está compuesta por más de 500 distribuidores de todo el mundo. Proporcionan técnicos expertamente adiestrados y de alta calidad, piezas locales a tiempo, asistencia de servicio y ventas.