Norteamérica Español

Vermeer Iowa celebra su cincuentenario

oct-2010

En 1955, se originaron los distribuidores independientes autorizados de Vermeer cuando Gary, Ralph y Harry Vermeer, junto con Leonard Maasdam abrieron una tienda al por menor para equipos de irrigación y gradas en la fábrica. Poco después, el éxito de las ventas hizo que el distribuidor, Pella Irrigation Company, se trasladara de la fábrica a un nuevo lugar en septiembre de 1960.

Vermeer Sales and Service Inc., conocida generalmente como Vermeer Iowa, con base en Pella, Iowa, vendía Pow-R-Sprinklers y diversos equipos agrícolas durante los años 60 y 70. A medida que prosperó la empresa, el distribuidor amplió sus productos hasta la gama completa de equipos Vermeer y se extendió por lugares como Marcus, Iowa, en 2002 y Tipton, Iowa, en 2008.

Con el transcurso del tiempo, Vermeer Iowa ha sido reconocido con numerosos galardones incluido figurar entre los diez distribuidores principales en volúmenes de ventas en los años 70, la patente del Aparato de Irrigación Maasdam en 1961 y tres veces la Marca de Excelencia de Platino. La consecución de contratos significativos también ha propulsado al distribuidor. Entre otros contratos se incluye el contrato MidAmerica de 1997 para zanjadoras, perforadoras direccionales horizontales Navigator y sistemas de excavación de vacío, junto con el contrato Alliance Select Provider de 2002 para zanjadoras, sistemas de vacío, excavadoras y perforadoras direccionales.  

Gran parte del éxito de Vermeer Iowa se debe en gran medida a la experiencia y retención de empleados. El distribuidor emplea actualmente a individuos como uno de los cuatro vendedores originales, Marvin Vander Werff. Además de director general de 1967 a 1992, Vander Werff sigue en la obra y actualmente trabaja como vendedor a tiempo parcial. Vander Werff cree que la dedicación y la lealtad de los empleados del distribuidor son activos valiosos para el equipo. “Creo que uno de los grandes contribuyentes al éxito de Vermeer Iowa se debe a que la mayoría de nuestros empleados son locales. Tienen una formación agrícola y buenos hábitos de trabajo cuando los contratamos”, admite Vander Werff. “Somos una familia muy unida, y todos parecen trabajar bien juntos.”

Esta dedicación local y ética de trabajo también se muestra a través de un padre e hijo que han servido en posiciones de liderazgo en Vermeer Iowa. Carl Boat, socio y director general en 1960 precedió a su hijo, Rick Boat, director ejecutivo y director general actual desde 1992. Vermeer Iowa ha proporcionado realmente muchos años de servicio dedicado a sus clientes en todo el estado.

Este año, Vermeer Iowa celebra su cincuentenario. Para celebrar este hito, el distribuidor organizó una jornada de puertas abiertas en Tipton, destacando la nueva instalación de 1.400 m² (15.000 pie²). ¡Enhorabuena a Vermeer Iowa por su éxito de 50 años de servicio!